“SI HUBIERA SABIDO QUE VIVIRÍA TANTO, ME HUBIERA CUIDADO MÁS”

Si tienes más de 40 años, indudablemente has confrontado algunos hechos al respecto del paso del tiempo. Probablemente has visto en el espejo que tu cara tiene más arrugas. O has notado dolores o molestias que se prolongan más después de haber practicado algún deporte. Muy probablemente has planeado cuanto dinero necesitas apartar cada mes para un retiro agradable.

Hasta que estamos en la cuarta o quinta década, la edad raras veces significa mucho para nosotros, aunque es un proceso de toda la vida que empieza desde que nacemos. La infancia, la adolescencia y la vida adulta están llenas de creencias de inmortalidad. Solo cuando notamos cambios físicos en nosotros mismos aceptamos que estamos haciéndonos mayores. Solamente cuando empezamos a ver que nuestros padres y amigos que envejecen y algunos a veces mueren, empezamos a considerar la posibilidad de nuestro propio final.

Si tienes más de 60 años, probablemente has descubierto ya la realidad del envejecimiento, pero también te has dado cuenta de que te queda más vida de lo que pensabas. Tal vez estás cuidando a tus padres que ya tienen más de ochenta años y que nunca esperaron que vivieran tanto tiempo. Puede ser que estés por jubilarte y que no tienes ninguna idea de lo que vas a hacer con el tiempo extra que vas a tener, o estás preocupado por el tiempo que vas a disfrutar viajando o jugando golf y que van a ser insuficientes para satisfacerte realmente, esperando vivir más.

Cualquiera que sea la etapa de tu vida que estés actualmente, envejecer, como dicen, es mejor que no llegar. Pero tienes ahora innumerables formas para hacer algo más que únicamente envejecer. Puedes, de hecho, hacer que la edad adulta sea el mejor tiempo de tu vida. Esto puede significar el comportamiento y cambiar algunas actitudes muy arraigadas, pero tienes la elección de como envejecer, con calidad de vida o no. Como dijo un personaje muy famoso y polémico…

«SI HUBIERA SABIDO QUE VIVIRIA TANTO, ME HUBIERA CUIDADO MAS»

El tiempo, como dicen, es todo. Si usted era un bebe en 1900 podía esperar vivir hasta los 40 o 50 años. Si sobrevivía a la embestida de enfermedades de la infancia y llegaba a los 65 años probablemente viviría a los 75 años. Por otro lado, alguien que está leyendo este blog puede esperar vivir hasta sus 85 años o más.

Consejo:

  1. ASUME QUE TENDRÁS UNA VIDA LARGA, MÁS DE LO QUE PODÍAS ESPERAR EN EL SIGLO PASADO (HACE SOLO 20 AÑOS).
  2. DESPUÉS DE LOS 60 AÑOS PUEDEN SER TUS MEJORES AÑOS, DISFRUTALOS.
  3. PLANEA TODAS LAS DÉCADAS DE TU VIDA, DE QUE FORMA TE GUSTARÍA VERTE Y ESTAR.

Que hubiera hecho si supiera que viviría tantos años